Homilía CG02–07–2018 – P. Benoît Grière (Superior General de los Agustinos de la Asunción)

ES – “Ven y sígueme” es la primera palabra que Jesús dirige a Pedro a orillas del lago. Primera palabra que dirige a los discípulos para que le sigan. A Pedro también se la dirige al borde del lago tras la resurrección. Es la primera palabra del Señor a Pedro y la última. Es la primera y la última palabra del Maestro a sus discípulos. Si hoy estamos celebrando esta Eucaristía, es porque todas hemos escuchado también esta palabra, la misma que dirigió a sus discípulos: “Ven y sígueme”.

En el Evangelio de hoy vemos a un escriba que, posiblemente tras haberle estado escuchando, llevado por un gran fervor, le dice: “Maestro, te seguiré donde quiera que valla”. Bella declaración, tras haber sido llamado por Jesús, pero… será capaz de acoger las exigencias del discipulado. Muchos escuchan la palabra de Jesús y se declaran seguidores, pero hay que asumir las exigencias del seguimiento.

Jesús está al origen de toda vocación y llamada. Él ha venido y sigue viniendo a nuestro encuentro y nos pide una respuesta personal y libre. Cada día vuelve a llamarnos y nos dice: “Ven y sígueme”. Como Pedro, y sus compañeros de camino, conoceremos las angustias y las dudas. Pedro vivió un momento duro de crisis cuando se dio cuenta que Jesús no subía a Jerusalén para restaurar el Reino. Pasó por el miedo e incluso la traición en el momento decisivo de la pasión.

Como Pedro, hemos recibido la llamada de seguirle hasta el final, y hemos aceptado la precariedad de este seguimiento. Hemos renunciado a enterrar a los muertos. Tenemos que renunciar a todo lo que nos impide seguir a Jesús. En un contexto de capítulo, esto es importante, debemos renunciar a lo que está muerto, esto es lo que puede significar esa afirmación de “dejar que los muertos entierren a sus muertos”. En un capítulo se nos pide un discipulado comunitario. Solo en comunidad podemos dar testimonio del Reino. La llamada a seguirle.

 

FR :

2018-07-02T13:58:17+00:00juillet 2nd, 2018|Mots-clés : , |